Nota de EU89.7
Allanan oficinas centrales de la Usac por anomalías en proyectos de construcción

Desde el año pasado, la CICIG inició una investigación que vincula al exrector Estuardo Gálvez y actual titular, Murphy Paiz.

Personal de la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI) recaba información en la sede de la Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac) por irregularidades en la ejecución de fondos públicos.

La documentación que analizarán los fiscales es sobre la construcción de un edificio para laboratorios, clínicas y aulas en las facultades de Medicina y Odontología y Centro Universitario de Occidente.

También en la compra de un terrero para el Centro Universitario Metropolitano (CUM) durante la gestión del rector Carlos Estuardo Gálvez Barrios.

El año pasado también la FECI realizó un operativo en la casa de estudios superior por el mismo caso.

La investigación inició por la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), por lo que le dejó a la fiscal general, María Consuelo Porras Argueta, 11 inicios de investigaciones. De las cuales no se ha presentado ningún avance.

Actualmente Gálvez Barrios busca ser electo como representante titular del Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala en la Corte de Constitucionalidad, pero el Ministerio Público cuestiona su honorabilidad e idoneidad.

 

Migración: Más de 21 mil retornados de forma forzosa en 2020

Involucran al actual rector

También entre las indagaciones de la CICIG, se menciona al actual titular de la Usac, Murphy Paiz, cuando se desempeñó como decano de la Facultad de Ingeniería, por irregularidades en contratos de construcción.

Entre los avances de esa investigación, las obras durante ese periodo no se concluyeron de acuerdo con las fotografías. A la vez, otros proyectos de obra gris no se ubicaron según las especificaciones de los contratos en Guatecompras e irregularidades en las compras directas de insumos y contrataciones de servicios.

Este año, Paiz gestionó en el Congreso que se aprobara una reforma a un préstamo por US$120 millones para liberar los fondos en algunos centros universitarios.