Guatemala vive el peor momento de la pandemia, según asesora de OPS

Radio en línea

EN VIVO

Noticia Nacional

Guatemala vive el peor momento de la pandemia, según asesora de la OPS/OMS

La doctora Liz Parra hizo un llamado a la población para mantener las medidas de prevención, pues indicó que persiste el incremento en contagios y mortalidad por Covid-19.

Pruebas rápidas de Covid-19. Foto: Edwin Bercián
Pruebas rápidas de Covid-19. Foto: Edwin Bercián

Guatemala continúa presentando un incremento en los contagios de Covid-19, lo que incluso llevó a las autoridades de salud a emitir una alerta roja hospitalaria.

Esto se da en un contexto en el que recientemente se detectó que tres variantes del coronavirus (Alfa, Beta y Gamma), que son más contagiosas, circulan en el país.

La doctora Liz Parra, asesora en Emergencias en Salud de la OPS/OMS en Guatemala, se refirió en el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas, a la situación de la pandemia en el país.

Dijo que el incremento acelerado que muestra el Covid-19 y el comportamiento epidemiológico es altamente preocupante.

“Está mostrando una tendencia muchísimo mayor que toda la pandemia en el país. No hemos visto este número de casos”, señaló.

De acuerdo con la profesional, en últimos dos días se han tenido los números más altos de casos durante la pandemia, también de muertes.

En el más reciente informe emito por el Ministerio de Salud, correspondiente a la jornada del 30 de junio, se informó que se detectaron 2 mil 855 casos y se reportaron 67 muertes ocurridas en fechas anteriores.

En este contexto, Parra consideró que este es el peor momento de la pandemia para Guatemala.

Señaló que esto se refleja en que a pesar de que se aumentó las camas y los trabajadores sanitarios para atender a pacientes en los hospitales, las áreas Covid-19 están al máximo y el personal está desbordado.

“Tenemos que dar un respiro a estos establecimientos de salud que atienden los casos de Covid-19”, dijo.

Por aparte, la profesional dijo que con la presencia de las variantes en el país se debe fortalecer toda la vigilancia genómica y seguir con la vigilancia epidemiológica.

Este último punto permitiría saber si hay aumentos en la transmisión, si se debe a las variantes, si hay cambios en el comportamiento de la presentación clínica de la enfermedad, entre otros aspectos.

Pide mantener medidas de prevención

La doctora Parra hizo un llamado a la población para mantener las medidas de prevención, especialmente el lavado de manos, el uso de la mascarilla y el distanciamiento social.

Explicó que si no se intensifican los esfuerzos para contener la propagación la situación se podría complicar aún más.

“Si no cambia nada se continuará con un incremento mayor de muertes y casos y saturación en los establecimientos de salud”, expresó.

Puede darse un escenario como el que se ha visto en otros países de la región, con un desbordamiento en donde los insumos y suministros empiecen a limitarse o incluso el oxígeno.

“Por eso hacemos un énfasis importante en que las medidas de salud pública deben intensificarse”, agregó.

En su opinión, es necesario promover que se cierren aquellos lugares cerrados en donde se incumple con los protocolos de prevención, especialmente el aforo.

Parra compartió que en distintos países se han aplicado toques de queda, limitaciones en la movilidad, unos días entran a los recintos las personas con número de identificación terminado en par y otro día con impar.

Se han dado también cierres de negocios no esenciales y que son de alto riesgo, se ha aplicado la suspensión de eventos y reuniones masivas y se han implementado las burbujas sociales.

Sin embargo, enfatizó que es un tema que lo define cada país de acuerdo a una evaluación exhaustiva del riesgo que incluye ver el comportamiento de la epidemia, la, incidencia de casos, la positividad y saturación de servicios de salud.

“Es una serie de análisis que se debe hacer para saber cuáles medidas se van a tomar y si son focalizadas o generalizadas por la mayor transmisión”, expuso.

Agregó que ningún país en la región está entrando a cierres totales porque esto conlleva un impacto social y económico negativo, especialmente porque la economía es en su mayoría informal.

Finalmente, consideró que el punto principal ante la situación que se enfrenta es compartir información a nivel nacional para que la gente no piense que el virus ya se fue o que por estar vacunados ya no hay riesgo.

“No se trata de abrir más camas, sino de mantener la prevención. Es papel de todos intensificar la información porque se pasa un período muy duro en el país”, puntualizó.

Publicidad