Nota de EU89.7
¿Eres de esas personas que padecen “petofilia”?

Es un nombre sumamente extraño, pero sí existe y te preguntarás a qué se refiere. Cuando sepas de qué estamos hablando, probablemente te vas a identificar. ¡Qué bueno que cada vez somos más las personas que amamos a los animales! Un gran número de personas alrededor del mundo han tenido o tienen una mascota a …

Continuar leyendo “¿Eres de esas personas que padecen “petofilia”?”

Es un nombre sumamente extraño, pero sí existe y te preguntarás a qué se refiere. Cuando sepas de qué estamos hablando, probablemente te vas a identificar.

¡Qué bueno que cada vez somos más las personas que amamos a los animales! Un gran número de personas alrededor del mundo han tenido o tienen una mascota a la que aman y cuidan como si fueran realmente parte de la familia.

Eso no tiene nada de malo, al contrario. No hay nada que iguale o supere el vínculo que podemos formar con un animalito, sin embargo como todo o casi todo, el exceso no suele ser tan bueno.

Por esto surge precisamente el término petofilia, y se refiere al trastorno que padecen aquellas personas que padecen de apego excesivo hacia sus mascotas. Y obviamente se torna negativo cuando trae consecuencias para esta persona en particular.

¿Qué puede tener esto de malo?…se preguntarán muchos. Caer en este extremo puede llevarte a aislarte de todos los demás, y  limitarte solamente a convivir con los animales, olvidándote de lo y de los que te rodean.

Incluso, estas personas suelen encontrar apoyo y amor incondicional solamente en sus mascotas, y su vida (literalmente) gira en torno a ellas.

Esto no quiere decir que no debemos cuidar a nuestras mascotas, por supuesto que sí. De hecho, adoptar un animalito implica compromiso y mucho amor, pero no debemos olvidarnos de los que nos rodea por volcarnos y depender totalmente de esta relación, que sólo entendemos los amantes de los animales.

¿Crees que lo padeces?

Fuente: https://bit.ly/2J5q2iY