Nota de EU89.7
Ciudadanos protestaron frente al TSE por supuesto fraude en la primera vuelta

Algunos de los asistentes pertenecían a grupos religiosos quienes oraron frente a la puerta principal del edificio del TSE.

Un grupo de personas se aglomeraron frente a las instalaciones del Tribunal Supremo Electoral (TSE) en la zona 2 capitalina para manifestar su inconformidad por el supuesto fraude registrado en la primera vuelta de las elecciones del 16 de junio.

Algunos de los asistentes pertenecían a grupos religiosos quienes oraron frente a la puerta principal del edificio del TSE.

MP solicita informes al TSE sobre tres mil digitadores electorales

“Te pido Señor que nos saques de este sistema que es corrupto que ya no funciona, queremos un sistema con libertades donde se respete las garantías de cada ciudadano y se respete la familia, la educación, que se respete el derecho a elegir y ser electos”, dijo un pastor evangélico que dirigió una de las plegarias.

Activistas manifiestan en contra de convertir a Guatemala en “tercer país seguro”

El grupo de ciudadanos, entre los que estaba el abogado y columnista de prensa Giovanni Fratti, aún reclaman al TSE las inconsistencias detectadas en la digitación de las actas con las que el alto tribunal electoral hizo públicos los resultados preliminares de la elección del domingo 16 de junio.

Revisión de actas

Una semana después de el proceso de votación, el TSE inició, en presencia de los fiscales de los partidos políticos, la revisión de las actas para elegir a diputados y corporaciones municipales.

No obstante, los magistrados ya oficializaron la adjudicación de los escaños en el Organismo Legislativo así como la corporación municipal en la Ciudad de Guatemala.

Que no se repitan errores en segunda vuelta exige la cúpula empresarial

Además, el Ministerio Público inició una investigación de oficio por las anomalías denunciadas e hizo una copia de la base de datos que fue levantada el día de las elecciones.

Tanto analistas políticos como los mismos magistrados del TSE han salido al paso a explicar que las inconsistencias detectadas no constituyen fraude electoral.