Nota de EU89.7
El Chapo Guzmán empieza a “trabajar” otra vez en la cárcel

El narcotraficante mexicano Joaquín “el Chapo” Guzmán pasa sus días en su celda de una cárcel de máxima seguridad ocupado en un nuevo “trabajo”.

El narcotraficante mexicano condenado en Estados Unidos, Joaquín “el Chapo” Guzmán pasa sus días en su celda de una cárcel de máxima seguridad en el estado de Colorado ocupado en un nuevo “trabajo“.

Jeffey Lichtman, su abogado defensor, informó que el excapo del cártel de Sinaloa ocupa su tiempo trabajando en la apelación del juicio con el que fue condenado a cadena perpetua por delitos de narcotráfico.

La información fue revelada por el periodista Keegan Hamilton, quien le dio cobertura al juicio contra “el Chapo” para el medio independiente Vice News.

El Chapo se encuentra “ayudando, trabajando con el papeleo en su celda de la prisión de ADX”, dijo Hamilton en su publicación en Twitter.

Lichmant explicó que el narcotraficante convicto apelará ante el Tribunal de Apelaciones de Estados Unidos, del Segundo Circuito, su caso que tiene el número 19-2239, archivado desde el 22 de junio del 2019.

El Chapo Guzmán es condenado a cadena perpetua en Nueva York

El argumento del mexicano es que hubo “mala conducta en el juicio realizado en su contra en la Corte del Distrito Este de Nueva York”.

“Estados Unidos quiso demostrar en ese juicio lo justo que es su sistema, pero realmente pienso que en eso falló”, dijo el abogado defensor de Joaquín Guzmán.

Botellas de tequila marca “El Chapo 701” son mostradas en Guadalajara, México. Foto: AFP.

No fue justo el juicio

Según Lichtman, “el Chapo” no tuvo un juicio justo ya que al menos cinco de los miembros del jurado violaron la ley durante el proceso.

La defensa argumenta que algunos miembros del jurado reconocieron que violaron las reglas que debían seguir durante el juicio, entre las que está que no debían informarse a través de las redes sociales sobre el tema.

Esposa del Chapo Guzmán podría ser parte de la nueva temporada de un famoso reality show

Guzmán fue condenado a cadena perpetua luego de haber sido declarado culpable de 10 delitos relacionados con el tráfico de drogas y lavado de dinero.

La historia criminal de Guzmán incluye al menos tres fugas de penales de alta seguridad en México.

La primera fuga fue en 1993 luego de que fuera detenido en San Marcos, Guatemala.