Nota de EU89.7
Proponen usar último censo para entrega de bono por el coronavirus

El bono de Q1 mil está destinado para comerciantes del sector informal. 

El Pacto Ciudadano, integrado por varios colectivos, ha propuesto al Gobierno que empleen datos del último censo para identificar a las familias que viven en condición de pobreza y pobreza extrema para realizar la entrega de un bono familiar.

La organización mostró su “preocupación por la decisión gubernamental” de canalizar la ayuda económica por la emergencia del coronavirus mediante un mecanismo que creen “excluye a una gran proporción de hogares que no tienen electricidad y que viven en extrema pobreza”.

“Entregarlo a través de los jefes ediles hace que la ayuda dependa de los listados que ellos manejan, cuando se trata de un beneficio económico que debe tener cobertura más amplia”, precisaron en un comunicado.

“Utilizar el recibo de energía como único parámetro, excluye a una gran proporción de hogares que no tiene electricidad y que viven en extrema pobreza”, se añade.

El gobierno decidió hacer la entrega de Q1 mil bajo el Programa Bono Familiar como parte de un Plan de Reactivación Económica, enfocado a comerciantes del sector informal.

El bono será entregado a dos millones de hogares, para los cuales se destinarán 6 mil millones de quetzales de una ampliación presupuestaria aprobada por el Congreso por Q11 mil millones de quetzales.

Presentan propuesta

El Pacto Ciudadano propone que para identificar a los beneficiarios a los hogares que tienen un consumo menor de 200kWh y que están en una situación de pobreza, en cada sector censal, acudiendo a datos de encuestas de hogares, del Censo de Población y Vivienda 2018. 

Asimismo estiman que pueden emplearse datos del Registro Nacional de las Personas (Renap) y de la Superitendencia de Administración Tributaria (SAT).

“El bono familiar debe entregarse a las mujeres en cada hogar”, detalla el comunicado.

Más noticias relacionadas: