Nota de EU89.7
Ejército estrena fusiles de asalto comprados a Colombia
Ejército estrena fusiles de asalto comprados a Colombia

Los efectivos del Ejército de Guatemala estrenaron fusiles de asalto a finales de febrero, los cuales fueron comprados a la industria militar de Colombia.

Los efectivos del Ejército de Guatemala estrenaron fusiles de asalto a finales de febrero, los cuales fueron comprados a la industria militar de Colombia.

El coronel Juan Carlos de Paz explicó que la compra fue hecha debido a que la última vez que Guatemala compró armas de este tipo fue en 1974 las cuales fueron adquiridas a Israel.

Ministerio de Finanzas amplía en Q24 millones el presupuesto del Ejército

Estos fusiles son del tipo Galil SAR Córdova 13 calibre 5.56X45.00 mm, los cuales son de patente israelí pero fabricados en Colombia.

El costo de esta compra fue de 79 millones 200 mil 420 quetzales por unos 7 mil fusiles de asalto.

El acuerdo incluye que se le proporcione a Guatemala a precio de costo de cartuchos de seguridad.

Ejército estrena fusiles de asalto comprados a Colombia
Ejército estrena fusiles de asalto comprados a Colombia

Acuerdo de adquisición de fusiles

La adquisición se llevó a cabo mediante el “Convenio Específico de Cooperación Técnico-militar entre el Ministerio de la Defensa Nacional de la República de Colombia a Través de  su industria militar (Indumil) y el Ministerio de la Defensa Nacional de la República de Guatemala para el suministro de equipo y material Militar”.

En el portal Guatecompras se puede ver que este proceso fue publicado bajo el NOG 11040165.

Gobierno oculta respuesta enviada a Argentina por aviones no comprados

“El hecho de comprar fusiles Galil se debe a que había apoyo de repuestos. En un plazo de 5 años se van a adquirir más (fusiles). Lo que se busca es adquirir fusiles adecuados para las fuerzas del ejercito y tener disponibilidad para las reservas”, dijo De Paz en entrevista telefónica.

En 2019, el gobierno de Jimmy Morales adquirió un buque militar el cual opera en el océano Pacífico con el objetivo de mejorar la detección de embarcaciones que transporten ilícitos.

Esta embarcación también fue adquirida al ejército colombiano a un costo Q90 millones.

En julio del 2019 surgió el escándalo de la compra de aviones militares tipo Pampa III por parte del gobierno a un costo de US$28 millones, transacción que fue objetada por la Contraloría General de Cuentas por lo que fue detenida.