Nota de EU89.7
“365 DNI”: director revela cómo se filmaron las escenas eróticas de la película

Reconocida como “365 días”, la película ha sido responsable de una controversia en estos días por sus escenas subidas de tono.

Muchos suscriptores de Netflix ha comentado que no saben qué pensar sobre “365 DNI” pues para algunos parece una cinta de cine para adultos en una plataforma donde no debería.

La cinta es un drama polaco con escenas de relaciones sexuales entre un jefe de la mafia siliciana y la chica a la que toma como rehén, dándole 365 días para enamorarse de él. Las escenas de amor son tan intensas que han provocado muchas dudas sobre cómo las filmaron.

En una entrevista, el director de fotografía Bartek Cierlica habló sobre el tema.

“Cada escena sexual en esta película es completamente diferente. La conexión evoluciona. Comienza con la preocupación de lo desconocido y la tentación. Evoluciona mediante relaciones sexuales únicamente BDSM y termina con amor. El concepto principal era crear la creciente presión entre los dos héroes desde su primer encuentro. Deseamos que el espectador participara en el juego que Laura intenta jugar con Massimo y descubra su sexualidad y sensualidad junto a la vez”.

Realismo de escenas sexuales

En su entrevista, Bartek Cierlica también reveló algunos de los retos de fungir como director de fotografía de un film como “365 DNI”, así como el realizar dicho trabajo en una película de esa naturaleza.

“Deseamos que la cámara digital fuera tan invisible como potencial, para permitirles actuar, por lo que ciertamente las tomas han sido muy, muy largas. Creamos probablemente el ambiente más íntimo que podamos para los actores. Bajamos la tripulación en el set a un mínimo absoluto. Debido a que era portátil, solía seguir su movimiento e intentar señalar su ardor en un método puro pero encantador”, comentó.

“Deseamos que esta relación sea bastante genuina. Deseábamos que el espectador escuchara sus susurros, respiraciones pesadas y deseábamos señalar el sudor, el ardor. Sea puro, genuino, sin embargo, para no cruzar la frontera de la pornografía”, agregó.

¿Fueron reales?

Massimo (Michele Morrone) y Laura (Anna Maria Sieklucka) son los actores principales.

Ante las dudas del público él comentó en su Instagram: “Se ve real porque somos buenos actores. Pero es mentira, no era real. Muchas personas me escriben: ‘Oh Dios mío es real. Se ven reales’ Pero al mismo tiempo no fue real, es imposible”.

“La temperatura de las escenas tenía que ser apropiada, dijo el director en una entrevista, sus cuerpos están sudando. Los actores tienen una frecuencia cardíaca más alta y una respiración más rápida porque ya tienen varios minutos de esfuerzo físico detrás de ellos”.

View this post on Instagram

Myself. . @raffaelecerracchio

A post shared by Michele Morrone (@iammichelemorroneofficial) on

También le puede interesar: ►A 23 años del estreno de “Titanic” se descubre quién fue el verdadero autor del retrato de Rose