Nota de EU89.7
Video de niño de 8 años siendo arrestado y esposado genera indignación

De acuerdo con el informe policial, el niño habría amenazado y luego golpeado a una maestra.

Un video difundido en las redes sociales esta semana, que muestra el momento en el que un niño de apenas 8 años de edad es arrestado y esposado por agentes del Departamento de Policía de Cayo Hueso, ha generado indignación en Estados Unidos, país afectado por el flagelo de la brutalidad policial.

El hecho, según medios internacionales, ocurrió hace dos años, en diciembre de 2018, pero la grabación fue difundida recientemente.

De acuerdo con el informe policial, el niño habría amenazado y luego golpeado a una maestra en la escuela primaria Gerald Adams, en Florida.

Mi mamá te va a golpear el trasero”, le habría dicho el menor a la maestra, luego de que esta le llamara la atención por no estar sentado correctamente en su silla.

Tras el incidente, autoridades de la escuela llamaron a la policía y los agentes procedieron a detener al menor por un delito grave de agresión.

Arresto de niño en Florida
Captura de pantalla de Twitter

Critican acción policial

La grabación fue publicada en redes sociales por Ben Crump, abogado de derechos civiles de Tallahassee y también representante de la familia de George Floyd, ciudadano afroamericano muerto a finales de mayo durante un polémico arresto en Minneapolis.

Crump denunció lo que calificó de “tácticas de miedo” por parte de la policía de Florida, y recalcó la temprana edad del menor.

La policía usó tácticas de ‘miedo’ con un niño con necesidades especiales”, escribió Crump en su cuenta de Twitter. “Pensaron que era apropiado esposarlo y transportarlo a una prisión de adultos para procesarlo. ¡Era tan pequeño que las esposas se le cayeron de las muñecas!”, agregó.

El hecho también generó críticas por parte de usuarios, quienes calificaron de “desproporcionada” la acción policial y a los agentes de “abusadores”.

Por su parte, el jefe de Policía de Cayo Hueso, Sean T. Brandenburg, citado por el Miami Herald, aseguró que los agentes involucrados en el incidente no hicieron nada malo. “Según el informe, se siguieron los procedimientos operativos estándar”, explicó.