Nota de EU89.7
Desde prisión domiciliaria, expresidente Uribe renuncia al Senado de Colombia

La cámara alta aceptó la dimisión en una votación relámpago.

El expresidente de Colombia Álvaro Uribe, en prisión domiciliaria por orden de la Corte Suprema que lo investiga por presunta manipulación de testigos, anunció este martes su renuncia al escaño que ocupaba como senador desde 2014.

En una carta al Congreso, el exmandatario (2002-2010) justificó su decisión ante la imposibilidad “de poder regresar al Senado” por cuenta del proceso que enfrenta en su condición de parlamentario.

Expresidente Álvaro Uribe anuncia que justicia colombiana ordenó su captura

La cámara alta aceptó la dimisión en una votación relámpago.

Había dejado escaño

Senador más votado y jefe del partido en el poder, el Centro Democrático, Uribe ya había dejado su escaño en julio de 2018, cuando el máximo tribunal lo llamó a indagatoria dentro de la causa que terminó con su arresto preventivo a comienzos de agosto.

Entonces, el mandatario quiso eludir la competencia de la Corte Suprema -a la que critica con vehemencia por su supuesto sesgo- para quedar bajo la lupa de la fiscalía, según analistas y críticos.

Álvaro Uribe da positivo por Covid-19, según su partido

Pero Uribe desistió sorpresivamente de la renuncia, animado por su partido de derecha, con lo que el proceso siguió su marcha en ese tribunal, único órgano con potestad de investigar a los congresistas en Colombia.

Por ahora es incierto si su nueva movida para esquivar la acción de la máxima corte dará frutos.

En declaraciones a la AFP, el abogado constitucionalista y académico Juan Manuel Charry explicó que el caso de Uribe podría pasar a la fiscalía solo si “los delitos investigados no tienen relación” con sus funciones como senador.

Y será la misma corte la que dirima si el presunto delito “está relacionado o no con las funciones de congresista”, agregó el experto.

* Con información de agencia AFP.