Nota de EU89.7
Estos son los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades cardiovasculares causan cerca de 18 millones de muertes al año en el mundo.

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) son un conjunto de desórdenes que afectan al corazón y los vasos sanguíneos y se pueden manifestar de muchas formas.

Algunas personas sufren de presión arterial (baja y alta), enfermedad arterial coronaria, enfermedad valvular, accidente cerebrovascular o arritmias.

¿Cuándo consultar el médico?

Existen varios factores de riesgo que pueden ponerlo en alerta frente a una posible enfermedad cardiovascular. La recomendación es consultar un especialista si se presentan dos o más de los factores de riesgo descritos a continuación:

Obesidad

El exceso de peso puede elevar el colesterol y causar presión arterial alta o diabetes. Todas estas condiciones son factores de riesgo relevantes para la aparición de enfermedades del corazón.

Hipertensión

La presión arterial alta no controlada puede producir el endurecimiento y el engrosamiento de las arterias, lo que estrecha los vasos por los que circula la sangre. El número de personas con hipertensión está aumentando en los últimos años en Latinoamérica.

Tabaquismo

El consumo de tabaco puede afectar varios órganos del cuerpo y aumentar el riesgo de sufrir enfermedades como cáncer de pulmón, enfermedades coronarias, coágulos sanguíneos y debilitamiento en las paredes de los vasos sanguíneos.

Colesterol

Los niveles altos de colesterol en la sangre pueden aumentar la formación de placas en las arterías o el desarrollo de aterosclerosis, que consiste en depositar grasas, colesterol y calcio dentro de las arterias que pueden dañar los vasos sanguíneos.

Sedentarismo

Las personas sedentarias tienen un mayor riesgo de sufrir un ataque al corazón que las personas que hacen ejercicio de forma regular.

Ser mayor de 45 años

El cuerpo inevitablemente va cambiando de manera natural con el paso del tiempo. Asimismo, dichos cambios también producen riesgo como la obesidad, problemas en la próstata o enfermedades cardiovasculares. Además, tener conciencia frente a los cambios que enfrenta el organismo a partir de los 40 años ayuda a mejorar la calidad de vida y puede jugar a favor de la longevidad.

Síntomas de que el corazón está en riego

“Los síntomas de las enfermedades cardiovasculares, pueden variar de acuerdo con el tipo de ECV. Los más comunes son dolores en el pecho, dificultad para respirar, irregularidad en el ritmo cardiaco, hinchazón en las manos, los tobillos o los pies o dificultad para respirar”, explica el Dr. Mauricio Chárez, asesor médico de Bayer.