Nota de EU89.7
Rodríguez: “Seguiré luchando por una Guatemala libre, soberana y sin injerencias”

En la toma de posesión de la junta directiva del Congreso 2021-2022, el presidente de ese organismo, Allan Rodríguez, aseguró ser un hombre de paz y tolerancia y llamó a promover la búsqueda de la “vacuna de la fe, esperanza y amor al prójimo”.

El diputado Allan Rodríguez, quien asumió este jueves como presidente del Congreso por segundo año consecutivo, llamó a la unidad nacional y a continuar trabajando sin banderas políticas por el bien del país.

Su pronunciamiento se dio durante la sesión solemne que se realizó en el hemiciclo parlamentario, en donde se juramentó a los integrantes de la junta directiva para el período 2021-2022.

Rodríguez inició su discurso agradeciendo a Dios porque, según sus palabras, “Guatemala está de pie, está trabajando y sigue avanzando”.

Aseguró que es una gran responsabilidad la que tienen los parlamentarios que integran ese organismo, pues deben trabajar para enfrentar los embates de las amenazas que enfrenta el país.

“A nivel global se enfrentan amenazas grandes y se viven tiempos difíciles, pero la amenaza más grande para la humanidad y los pueblos es el propio hombre”, enfatizó.

Asimismo, hizo referencia a las palabras del papa Francisco, y señaló que en el marco de la jornada mundial de la Paz 2021, expresó que no hay paz sin la cultura del cuidado, el cuidado del bien común, mediante la solidaridad, de la protección de la creación.

“Hacen faltas caminos de paz que lleven a cicatrizar las heridas. El papa decía que hoy más que nunca se necesita de artesanos de paz”, añadió.

“Por esto estoy seguro y hago votos para que se siga evidenciando que por encima de las diferencias políticas en este Congreso es posible contar con 160 artesanos de la paz y solidaridad”, dijo también.

Y señaló que promoverá una agenda legislativa en la que se prioricen los temas de salud, derecho a la vida, reactivación económica ante la pandemia del Covid-19.

Además, la recuperación tras el paso de tormentas tropicales como Amanda, Cristóbal, Eta e Iota.

De igual forma, Rodríguez celebró la renovación de la comunicación y trabajo coordinado entre los organismos del Estado.

“Este es un mensaje claro de que no vamos a descansar y vamos a continuar promoviendo este trabajo colectivo, porque encima de las diferencia políticas está la búsqueda del bien común, especialmente el de las personas más vulnerables”, manifestó.

“Vacuna” de la paz

Rodríguez también aseguró que este 2021 será un año de muchos retos y desafíos, pero que el anhelo de promover los cambios que requiere el país sigue vigente en él y ese es su compromiso.

“Soy un joven de 39 años, que como la gran mayoría de este país pertenezco a la generación de la paz, mi única prioridad es Guatemala. En mi corazón no hay rencor, venganza ni odio. Hay amistad, tolerancia, respeto y alegría”, enfatizó.

Compartió que hace dos años soñaba y tenía el anhelo de hacer los cambios que todo ciudadano común pide a sus representantes en el Congreso.

“Y Dios me dio la oportunidad de llegar y presidir este alto organismo de Estado en un año muy convulso. No ha sido fácil, pero tengo la certeza de que no estoy solo, quienes estamos aquí es porque así lo decidió Dios y el soberano pueblo de Guatemala”, dijo.

De igual forma, manifestó ser un hombre de paz y tolerancia, aunque expresó: “puedo decir que lucharé con todas mis fuerzas para mantener la democracia y libertad del país”.

El presidente del Legislativo señaló que hay quienes con intereses perversos, y en medio del azote de la pandemia y el impacto de tormentas, han querido promover en el país una agenda de odio, de crisis, de inestabilidad, división y desinformación.

“Es importante enviarles un mensaje a los enemigos de la democracia y libertad en Guatemala. No vamos s permitirlo, no vamos a descansar, vamos a defender con coraje y valentía la paz, democracia, estabilidad, instituciones y estado de derecho en el país”, señaló.

A criterio del parlamentario, se ha querido usar cualquier tema para generar división, ante lo cual resaltó la importancia de que la población esté informada.

Por aparte, se refirió a la necesidad de luchar contra el contagio de un virus que, según sus palabras, ha hecho mucho daño y ha creado división.

“Me refiero al de intolerancia y odio. Está en nuestras manos producir y llevar a todos los rincones de Guatemala la vacuna de fe, esperanza y amor al prójimo”, añadió.

“Que viva la patria, que viva el pueblo, que viva Guatemala”, concluyó Rodríguez.