Radio en línea

EN VIVO

Farándula

¿Rafael Amaya tocado por la maldición de Amado Carrillo, el Señor de los Cielos?

Hay que destacar que el famoso actor mexicano le dio vida a Amado Carillo en la narcoserie de Telemundo.

Rafael Amaya

La maldición del legendario narcotraficante Amado Carrillo Fuentes, alias el Señor de los Cielos y los miembros de su familia, parece haber tocado a Rafael Amaya.

Y es que recordemos que el actor le dio vida por muchos años al famoso narcotraficante en la serie de Telemundo.

El actor cayó en una desgracia debido a su presunta adicción de drogas, la cual lo dejó fuera del proyecto televisivo.

Hay que recordar que Amaya interpretó a Carrillo por más una década, ganándose el aplauso de los televidentes.

Rafael Amaya

El episodio más reciente y que demostraría que el actor se encuentra en mal estado, fue el raro episodio que protagonizó, en donde aseguraba que lo querían secuestrar.

En el videoclip que circuló en las redes sociales se le oía decir todo tipo de incoherencias a la cámara.

¡Rafael Amaya está de vuelta! Este es su nuevo proyecto

Ante ello, incluso el boxeador Julio César Chávez lo calificó, sin mencionarlo, de “una persona adicta que no sigue el programa”.

“Buenos días amigos, solo diré que una persona adicta que no sigue el programa y quiere hacer su vida sin aceptar su enfermedad, nunca podrá aliviarse”, dijo el famoso.

Más de la maldición que recayó sobre Rafael Amaya…

De esta forma, no solo la dinastía de los Carillo que comenzó con el legendario narcotraficante Amando ha tenido un destino lamentable.

Ya que dos de sus descendientes y el mismo capo conocido como el Señor de los Cielos, perdieron la vida de manera violenta.

Así, la maldición de la familia Carillo, inició con la inesperada muerte de Amado, líder del Cártel de Juárez.

El capo perdió la vida de manera misteriosa el 4 de julio de 1997 durante una operación donde buscaba cambiar su rostro, debido a que era uno de los hombres más buscados por las autoridades de México y Estados Unidos.

Pasaron 23 años para que la desgracia volviera a tocar a la familia Carrillo, ya que el 14 de agosto asesinaron a su hijo.