Nota de EU89.7
Cónsul en Texas denuncia que menores migrantes no pueden comunicarse con familiares

El diplomático manifestó su preocupación por que los niños estén siendo trasladados a otros centros de detención sin un protocolo establecido.

El cónsul general de Guatemala en la ciudad de Del Río, Texas, declaró que a cientos de niños migrantes que están siendo procesados en un centro de detención en dicho estado, no se les ha permitido hablar con sus familias.

Citado por el medio local Al Día Dallas, Tekandi Paniagua, el cónsul guatemalteco dijo que si logró verificar la salud e integridad de los niños guatemaltecos, pero que algunos fueron trasladados a otras instalaciones y no han podido comunicarse con sus parientes.

Jimmy Morales pide a EEUU hallar a responsables por muerte de niños migrantes

“Hemos solicitado a la Patrulla Fronteriza que dé prioridad a esas comunicaciones”, dijo Paniagua.

Estas declaraciones las emitió Paniagua el miércoles, luego de visitar el centro de detención para menores migrantes no acompañados en la ciudad de Clint, ubicada a unos 40 kilómetros al sureste de El Paso.

En dichas instalaciones permanecen retenidos unos 54 niños guatemaltecos de los 125 que ocupan el sitio.

Supuestos terroristas de ISIS estuvieron unos 40 días en Centroamérica

En buenas condiciones

A pesar de su queja sobre lo incomunicados que están los connacionales, Paniagua aseguró que la Patrulla Fronteriza ha tratado bien a los menores de edad internos.

“No recibí quejas sobre la comida o el trato que les dan”, dijo Paniagua a Al Día.

El diplomático manifestó su preocupación por que los niños estén siendo trasladados a otros centros de detención sin un protocolo establecido.

VIDEO | “La odio”, dice Trump sobre fotografía de migrantes muertos

Algunos infantes fueron transferidos a otros centros o anexos a los que no había tenido acceso el personal del consulado, dijo el cónsul guatemalteco.

Paniagua dijo que esperan sostener una reunión con los jefes de sector de la Patrulla Fronteriza para obtener respuestas.

El cónsul en Del Río, reiteró el mensaje a las familias que planean emprender el viaje hacia Estados Unidos de forma irregular: “Las condiciones para emigrar a Estados Unidos son peligrosas y traer un niño no les garantiza su ingreso de forma legal. Ponen en riesgo su vida”, dijo el diplomático.