Radio en línea

EN VIVO

Noticia Nacional

Para marzo está programada la salida al espacio del primer satélite guatemalteco

Más de 100 personas estuvieron involucradas en el proyecto, principalmente estudiantes de ingeniería Mecatrónica y de Mecánica Industrial.

La Universidad del Valle de Guatemala entregó este martes el primer satélite guatemalteco llamado Quetzal 1 a la Agencia de Exploración Aeroespacial Japonesa (JAXA) para que este sea trasladado al país asiático en diciembre y luego, en marzo, sea finalmente enviado al espacio.
La agencia japonesa notificó este martes a la Universidad del Valle que las pruebas realizadas en septiembre pasado en Edimburgo, Escocia, fueron dadas por buenas, por lo que todo está listo para que comience el proceso final que culminará con el primer satélite guatemalteco en el espacio en la historia.


El acto de entrega fue realizado en un auditorio de la entidad universitaria en donde el satélite fue expuesto por primera vez en público dentro de una caja de vidrio sellada al vacío.
Uno de los codirectores del satélite Quetzal 1, Luis Zea, mencionó en un video que este proyecto “cambiará la historia” del país al sembrar la semilla para futuras generaciones y de los mismos participantes en el desarrollo del satélite, que en su mayoría fueron jóvenes estudiantes.
Más de 100 personas estuvieron involucradas en el proyecto, principalmente estudiantes de ingeniería Mecatrónica y de Mecánica Industrial, además de algunos de Ciencias de la Computación, Electrónica, Física y Comunicación y Letras.

El satélite y el lago

Quetzal 1 es un satélite cúbico tipo CubeSat 1U de 10 centímetros por lado y que cuenta con los mismos dispositivos de un satélite grande, pero en miniatura, y cuya misión es “cumplir con una misión espacial en particular”: verificar desde el espacio la clorofila de la cianobacteria que afecta al lago de Atitlán, considerado como uno de los más hermosos del mundo, que está ubicado a 114 kilómetros de Ciudad de Guatemala.
El rector de la Universidad del Valle, Roberto Moreno Godoy, explicó que cuando se decidió desarrollar este proyecto “se pensó en trabajar en un proyecto de interés nacional y decidimos que la protección de cuencas de agua era donde necesitábamos enfocar el esfuerzo”.


Además, el otro codirector de Quetzal 1, Víctor Hugo Ayerdi, contó que se buscó ligar el proceso a los objetivos de la Universidad desde el punto de vista técnico y bajo el entendimiento que el CubeSat 1U no puede hacer “grandes cosas” por su tamaño la intención fue “probar el sensor del satélite, que también analizará los cuerpos de agua del país que logre capturar el sensor”.
El Quetzal 1, que tuvo un costo global de US $260 mil, cuenta con una cámara monocromática, un motor que gira para posicionar los filtros al frente de la cámara para hacer uso de ellos uno a la vez, un carrusel de filtros para cada una de las cuatro longitudes de onda requeridas, además de un filtro óptico.

Con información de agencia EFE

Publicidad