Nota de EU89.7
De nada sirvió la transición si no habrá nuevo presupuesto opinan analistas

Mañana vence el plazo para que los diputados del Congreso de la República aprueben la nueva ley de presupuesto de ingresos y egresos de la Nación.

De nada ha servido la transición y el futuro gobierno no fue capaz de negociar y llegar a consensos para consolidar el presupuesto de la nación para el año 2020, reclaman analistas.

Mañana 30 de noviembre vence el plazo para que los diputados del Congreso de la República aprueben la nueva ley de presupuesto de ingresos y egresos de la Nación. Sin embargo, hasta el momento no han convocado a sesión porque no hay consensos respecto de la propuesta presentada.

Claudia Villagrán, analista política y catedrática universitaria, opina en el programa A Primera Hora que esto representa “el primer fracaso del futuro gobierno”.

“Una primera lectura es el hecho de que pareciera que el nuevo gobierno fracasa en su intento para incidir en la conformación del Presupuesto. Eso no es buena señal en gestión parlamentaria. Entra con una bancada pequeñita a enfrentar a partidos fortalecidos y experimentados”, afirma.

Y agrega: “al no aprobarse el presupuesto, con todos los compromisos que tenía, eso le va a permitir al presidente, si lo sabe aprovechar entrar con un presupuesto sin compromisos. El presupuesto 2019 no tiene los compromisos que tenía el del 2020”.

Según ella, el nuevo Congreso va a tener que hacer muchas readecuaciones. “Los diputados actuales no están tomando decisiones con base a demandas de la ciudadanía. Eso es muy serio. Es una total separación entre aquel intermediario entre el Ejecutivo y la población, sentencia.

Al ser cuestionada acerca de si habría negociaciones, Villagrán responde; “Es muy difícil porque habrá un nuevo congreso súper fragmentado. Habrá que negociar con muchas bancadas muy pequeñas y con poca fuerza. Además, hay una bancada muy fuerte, experimentada, como lo es la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), con un número importante de diputados, que estará en la oposición”.

¿Para qué sirvió la transición?

Por su lado, Hugo Peña, analista político, asesor de estrategias políticas y manejo de crisis, es más certero: “es una oportunidad perdida”, dice. “Para que seis meses de transición si entramos como que si no hubiera habido nada… los cambios en el corrimiento del proceso eleccionario… ahí comienza a fallarle a la gente”, dice.

A su juicio, “esos seis meses debieron servir para el trato y manejo del futuro presupuesto; sin embargo, no hemos planificado un presupuesto que puntualice los principales problemas del país. Esta era una gran oportunidad para el país de tener un espacio agresivo, porque son seis meses, para que dialogaran y llegaran a consensos con el congreso actual”.

¿Cortina de humo?

“No. El presupuesto no va a pasar. El presupuesto fue abortado hace 72 horas, porque no encontraron coherencia en el empaque de la negociación global. Hicieron enmiendas a lo que había dictaminado la Comisión de Finanzas”, sentencia Peña.

“Al presidente electo le será más complicado discutir un presupuesto con 52 miembros de la UNE el otro año, que si hubiera pasado ahora. La UNE no está fragmentada. Lo que ocurre es que la gente comienza a ejercer su acción en el tema legislativo. Pero la UNE apretó tuercas, permitieron que 19 diputados estuvieran operando temas estratégicos”, afirma.

Diputados se pronunciaron

El congresista Raúl Romero, del partido Vamos, indicó que aunque no han sido convocados, de sesionar, como futuro partido oficial no apoyarían la aprobación de “un presupuesto desfinanciado”. Sólo apoyarían uno con las enmiendas presentadas por el gobierno electo, acotó.

Carlos Chavarría, de Compromiro, Renovación y Orden (Creo), dijo que “una sesión sin previa convocatoria de jefes de bloques, sería ilegal”. Agregó que de igual manera un presupuesto, como el propuesto por la Comisión de Finanzas y Moneda del Congreso, no sería apoyado.

Nineth Montenegro, de Encuentro por Guatemala, dijo que el presupuesto 2020, tal y como está, no lo apoyarían, ya que reduce asignaciones a educación y seguridad, entre otros rubros.

Con presupuesto propio

Los congresistas discutieron un proyecto de presupuesto general para el 2020, por Q90 mil millones, la cual es una cantidad mayor a los Q89 mil 773 millones que dictaminaron los integrantes la Comisión de Finanzas.

Mientras, el Congreso de la República público esta semana en el Diario de Centro América el acuerdo de su presupuesto general para el año 2020, que asciende a más de Q913 millones.

Escuche nuevamente el programa aquí: ▼