Nota de EU89.7
Dos niñas son mordidas por serpiente barba amarilla en Los Amates

Bomberos Voluntarios atendieron a las dos niñas y las trasladaron a un centro asistencial

Dos niñas de 6 y 13 años fueron mordidas por una serpiente barba amarilla mientras dormían.

El hecho ocurrió en la aldea La Palmilla Juan de Paz, ubicada en el municipio de los Amates, en Izabal.

Según la información proporcionada por los socorristas, las niñas dormían en el suelo cuando fueron mordidas.

Tras darles la asistencia primaria fueron trasladadas hacia un centro asistencial para ser atendidas.

Los familiares de las niñas señalan que el suceso ocurrió a eso de las 22:40 horas.

Caso similar

En abril del año pasado un niño de 11 años fue atacado por una serpiente barba amarilla.

El hecho se produjo en el municipio de Gualán, en Zacapa, cuando el niño removía matas de frijol.

Tras ser atendido fue trasladado hacia la emergencia del hospital Roosevelt en la ciudad capital.

La gravedad de los efectos de la mordedura fue tal, que el niño estuvo a punto de perder una mano.

Atrapan a serpiente de 2 metros de largo en vivienda de Suchitepéquez

Reconstruyen tejido

El director del área de pediatría del centro asistencial, Ricardo Menéndez, dio a conocer que fue necesario practicarle una cirugía al menor.

Durante dicho procedimiento se procedió a limpiar la zona afectada y a hacer el legrado del tejido muerto.

Además, para poder reconstruirle la mano fueron necesarios injertos de piel, la cual le fue extraída de las piernas.

Pobladores de Quiché se alarman por hallazgo de extraña especie

Serpiente peligrosa

Esta serpiente venenosa, pertenece a la familia viperidae y es considerada una de las especies más peligrosas.

Es también la responsable de la mayor cantidad de accidentes y  muertes ofídicas de la historia de Honduras y de Centroamérica.

Su mordida puede afectar a nivel local y en forma inmediata produciendo edema, sangrado y dolor muy intenso.

A nivel sistémico, sus toxinas alteran la coagulación llevando a un sangrado generalizado que puede llevar a la muerte si no se aplica el suero antes de las cuatro horas de producida la lesión.