Nota de EU89.7
VIDEO. EE. UU. cierra consulado chino en Houston y empleados queman documentos confidenciales

Videos grabados desde edificios vecinos mostraban a empleados quemando una gran cantidad de documentos, en lo que fue interpretado como un “protocolo de emergencia”.

Estados Unidos ordenó este miércoles el cierre del consulado chino en Houston, decisión que, según autoridades norteamericanas, se toma para “proteger la proteger la propiedad intelectual estadounidense y la información privada de los estadounidenses“.

Washington acusa a este consulado de ser el “corazón” de una red de espionaje en el país.

Tras conocerse la medida, se difundieron videos grabados desde edificios vecinos que mostraban a empleados de la sede diplomática quemando una gran cantidad de documentos confidenciales en el interior el lugar, en lo que fue interpretado por algunos como un “protocolo de emergencia“.

La Policía de Houston explicó que los agentes respondieron a un aviso a los bomberos en el edificio del consulado chino.

Según autoridades, podía verse humo en la zona exterior del patio.

Los policías, sin embargo, no recibieron autorización para ingresar al inmueble.

Posteriormente, los propios empleados apagaron el fuego usando mangueras.

China promete represalias

La medida fue anunciada este miércoles por China, que la consideró una “provocación“, y amenazó con “represalias“, presagiando un deterioro aún mayor de las relaciones entre las dos potencias.

El cierre “es una provocación política (…) que viola gravemente el derecho internacional“, denunció el portavoz de la diplomacia china, Wang Wenbin.

“China condena esta decisión escandalosa e injustificada”.

China tiene cinco consulados en Estados Unidos. El de Houston, en Texas, fue el primero en abrir, en 1979, año en el que se establecieron relaciones diplomáticas entre los dos países.

En suelo estadounidense, además, viven cerca de 900 mil cuidadnos chinos.

AFP

Espionaje masivo

En un comunicado, la portavoz del departamento de Estado, Morgan Ortagus, señaló que “la Convención de Viena dice que los diplomáticos de Estado deben ‘respetar las leyes y reglas del país anfitrión’ y ‘tienen el deber de no interferir en los asuntos internos de ese Estado’“.

La diplomacia estadounidense añadió que, en el pasado, el régimen comunista había llevado a cabo “un espionaje masivo” en Estados Unidos e interfirió en política interior, ejerció presiones sobre responsables económicos y “amenazó a las familias sinoestadounidenses que residen en China“.

Desde Dinamarca, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, no ahondó en esas justificaciones, pero denunció una vez más el “robo de propiedad intelectual por el Partido Comunista chino” tanto en Estados Unidos como en Europa.

*Con información de AFP