Nota de EU89.7
Momento en el que las explosiones en Beirut interrumpieron sesión de fotos de una boda

La novia sonreía y posaba para la cámara en una plaza en el centro de la capital libanesa cuando ocurrió el desastre.

La sesión de fotos de una novia, horas antes de su boda, se vio interrumpida el martes por las violentas explosiones que devastaron parte de Beirut, capital del Líbano, dejando decenas de muertos y desaparecidos y miles de heridos.

La mujer, identificada como Israa Seblani, sonreía y posaba para la cámara en una plaza frente al hotel Le Gray, en el centro de la capital libanesa, cuando de pronto la onda expansiva sacudió a todos los presentes, transformando la alegría del momento en  de pánico.

La chocante escena quedó registrada en video por el propio fotógrafo, quien al momento del desastre se encontraba filmando los detalles del elegante vestido de la novia, así como el ramo de flores posado en el suelo.

*Advertimos que las imágenes pueden resultar fuertes para algunos usuarios

Tras el impacto, el camarógrafo sale huyendo del lugar, y segundo después se puede ver a otra persona socorriendo a Seblani y llevándola hacia el interior de un edificio para ponerse a salvo.

Situación apocalíptica

Según autoridades libanesas, el desastre fue causado por un incendio en una bodega en la que se almacenaban unas 2 mil 750 toneladas de nitrato de amonio que fueron confiscadas años atrás en un barco.

El gobierno decretó el estado de urgencia durante dos semanas en Beirut y pidió el arresto domiciliario a los responsables de haber guardado el compuesto químico en ese lugar.

De acuerdo con el último balance oficial, las explosiones dejaron al menos 137 muertos, decenas de desaparecidos y más de 5 mil heridos, así como cuantiosas pérdidas materiales que se estiman en miles de millones de dólares.

VIDEOS. Así fue el impactante momento de la explosión ocurrida en Beirut

Barrios enteros quedaron destruidos, en un país ya hundido en una crisis económica y social sin precedentes y donde más de la mitad de los habitantes ya vivía en la pobreza.

El gobernador de Beirut, Marwan Abboud, describió la tragedia como una “situación apocalíptica”, y agregó que unas 300 mil personas habrían perdido sus casas.