Nota de EU89.7
La OMS señala que el Covid-19 no se transmitiría a través de la comida

“Nuestra alimentación respecto al Covid-19 es segura”, afirmó Michael Ryan, director de situaciones de emergencia sanitaria de la OMS.

Después de que autoridades chinas anunciaran haber encontrado partículas de coronavirus (Covid-19) durante un control rutinario en alitas de pollo congeladas procedentes de Brasil, así como en envoltorios de gambas importadas desde Ecuador, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló que “no hay ninguna prueba” de que el virus se transmita a través de la comida.

En conferencia de prensa desde Ginebra, la científica Maria Van Kerkhove, responsable de la unidad de enfermedades emergentes de la OMS, recalcó que la organización no cree que “que el coronavirus pueda transmitirse a través de alimentos”.

Si lo hemos entendido bien, China buscó el virus en envoltorios, lo comprobó con centenares de miles y solo lo encontró en muy pocos, menos de diez dieron positivo”, explicó Van Kerkhove.

No obstante, la experta reconoció que se sabe que el Covid-19 “puede quedar en la superficie durante un tiempo”, por lo que indicó que se han dado indicaciones, a través de la FAO (la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), para que los trabajadores del sector alimentario trabajen en un entorno seguro.

No se deben exagerar

Por su parte, Michael Ryan, director de situaciones de emergencia sanitaria de la OMS, recordó que “no hay ninguna prueba de que los alimentos o las cadenas alimentarias participen en la transmisión del virus”.

Nuestra alimentación respecto al Covid-19 es segura”.

No se deben exagerar este tipo de informaciones (…) La gente ya tiene suficiente miedo de la pandemia”, añadió Ryan.

Tras la detección en China, todas las personas que habían estado en contacto con los productos contaminados fueron sometidas a exámenes de diagnóstico, y todos los tests dieron negativo.

El planeta rebasa los 750 mil muertos por Covid-19

China, donde apareció el virus a finales del año pasado, ha controlado en gran medida la pandemia. Brasil, en cambio, es el segundo país del mundo más castigado por la enfermedad, y Ecuador, por su lado, fue en su momento epicentro de la epidemia en el continente americano.

De momento, la enfermedad ha dejado más de 750 mil muerto y más de 2.6 millones de contagios en el mundo, según datos oficiales.

*Con información de AFP