Radio en línea

EN VIVO

Internacional

VIDEO. Desprendimiento de glaciar e inundación dejan más de 25 muertos en la India

Cuadrillas de rescate usaban maquinaria pesada para remover toneladas de rocas.

El desprendimiento de un glaciar del Himalaya provocó la crecida repentina de un río y posteriormente una devastadora inundación que dejó al menos 26 muertos y otras 171 personas desaparecidas en el norte de la India, informaron autoridades.

El torrente arrasó el valle del río Dhauliganga, destruyendo todo lo que encontraba a su paso, incluyendo carreteras y puentes. La mayoría de los desaparecidos trabajaban en dos plantas de energía en la presa Richiganga; algunos quedaron bloqueados en dos túneles obstruidos por el torrente de agua, barro y rocas, precisaron socorristas.

Cuadrillas de rescate usaban maquinaria pesada para remover toneladas de rocas.

Ashok Kumar, director general de la Policía de Uttarakhand, confirmó que, de momento, 26 cuerpos habían sido recuperados.

Los pueblos en las montañas que rodean el río fueron evacuados y las autoridades aseguraron que el mayor peligro de inundación ya pasó.

La tierra temblaba

Estábamos trabajando en el túnel, a 300 metros de la salida. De repente, escuchamos silbidos y gritos pidiéndonos que saliéramos”, dijo Rajesh Kumar, un sobreviviente, entrevistado por la AFP.

Vislumbrábamos la salida, cuando el agua irrumpió. Era como en una película de Hollywood. Creímos que no lo lograríamos”.

Había una nube de polvo cuando pasó el agua. La tierra temblaba como durante un sismo”, declaró por su parte Om Agarwal, otro lugareño.

Desprendimiento de glaciar en la India
AFP

El río Dhauliganga es un afluente del Ganges. En un primer momento, las autoridades indias declararon que la represa fue arrasada por la crecida provocada por la caída de una parte del glaciar que se desprendió de una pared de la montaña. Ahora, sin embargo, evocan un posible fenómeno de vaciado brutal de un lago glaciar.

En tanto, Trivendra Singh Rawat, ministro del estado de Uttarakhand, declaró que la “tragedia era imprevisible”. “Si el incidente hubiera ocurrido por la tarde, después del horario laboral, cuando los obreros y trabajadores de las obras y los alrededores ya estaban en sus hogares, la situación no sería tan grave”, lamentó.

*Con información de AFP