Radio en línea

EN VIVO

Noticia Nacional

SIB hará recordatorio a entidades financieras sobre prohibición de acoso a deudores

La información fue revelada por el titular de la SIB, Érick Vargas, durante una citación de la Comisión de Economía del Congreso de la República.

Foto: Internet.

Una de las quejas más comunes sobre los cobradores de deudas es que hostigan a las personas  con deudas.

Por tal motivo, la Superintendencia de Bancos de Guatemala (SIB) la próxima semana girará una nueva circular a entidades financieras para que empresas de cobros no hostiguen con llamadas telefónicas a los deudores.

La información fue revelada por el titular de la SIB, Érick Vargas, durante una citación de la Comisión de Economía del Congreso de la República.

Vargas aseguró que la circular se girará el próximo lunes 10 de junio, con el propósito de hacer un recordatorio a las entidades financieras.

Le puede interesar ► Sicarios, cobradores y colaboradores figuran entre los capturados en operativo contra extorsiones

El diputado de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), Carlos Barreda, presidente de la mencionada sala legislativa, aseguró que el Superintendente se comprometió a hacer valer lo ya contenido en el Decreto Legislativo 28-2016, el cual prohíbe el acoso a deudores.

El tema se abordó en el marco de la discusión de la nueva ley de tarjetas de crédito, cuyo dictamen aún se encuentra en análisis por la comisión de economía y comercio exterior.

También puede leer ► Presentan iniciativa para que empresas no contraten a terceros para que indaguen a los aspirantes a un puesto de trabajo

El decreto

Las reformas a la Ley de Bancos y Grupos Financieros prohíben expresamente a los cobradores “oprimir, molestar, o abusar” a los deudores.

La ley limita el actuar de los agentes cobradores para gestionar pagos de deudas. El artículo 46 prohíbe el acoso y el hostigamiento a deudores por medio de llamadas telefónicas, mensajes de texto, correos electrónicos o cualquier medio en días y horarios inhábiles.

Asimismo, también limita a dos el número de comunicaciones que se pueden establecer con un cliente durante el día para cobrar. Esto incluye ya sea llamadas, mensajes de texto, correos electrónicos o cualquier otro medio.

Del mismo modo, está prohibido que los cobradores se comuniquen con terceros, familiares o conocidos del deudor, y que se coloquen avisos en postes y viviendas cercanas a la residencia o trabajo del cliente.

Con información de Francisco Pérez. 

Escuche el reporte de Francisco Pérez ▼ 

Publicidad