Nota de EU89.7
Inversión del Estado para la niñez y adolescencia no es suficiente, según Icefi

La presentación del informe se dio en el marco del lanzamiento del Observatorio de la Inversión Pública en la Niñez y Adolescencia.

De acuerdo con un estudio elaborado por el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), los recursos económicos que el Estado asigna para la niñez y la adolescencia no cubren sus necesidades básicas.

Carlos Gossman, investigador de esa entidad, explica que en el 2019, el Estado destinó Q8.9 diarios por cada niño, niña y adolescentes, lo cual asciende a Q22 mil 737.1 millones.

Sin embargo, aclara que ese monto no cubre todas las necesidades de la infancia, pues según Gossman, esta cantidad representa el 3.6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

No hay una estimación real

El entrevistado manifestó que no existe una estimación real de cuál sería el monto ideal para cubrir todas sus demandas.

Aunque Gossman reconoció que una de las áreas con mayor ejecución es la de la Educación, lamentó que hay otros que presentan deficiencias como la recreación y el acceso a la salud.

Las declaraciones del investigador se dieron en el marco del lanzamiento del Observatorio de la Inversión Pública en la Niñez y Adolescencia (IPNA), el cual contiene información financiera del año 2015 al 2019, así como los logros obtenidos con los niveles de inversión.

El entrevistado señaló que no se ha hecho la estimación de la inversión pública con el proyecto de presupuesto que se discute en el Congreso, pero mencionó que no tiene mayor variación respecto de lo que se designa actualmente para este sector de la población.

El censo presentado

En septiembre de este año fue presentado el XII Censo de Población y VII de Vivienda en Guatemala, según el cual en el país hay 14 millones 901 mil 286 habitantes: 7 millones 223 mil 096 hombres y 7 millones 678 mil 190 mujeres.

Además señala que en los 3 millones 275 mil 931 hogares censados el jefe del hogar es un hombre en el 75.7 por ciento, mientras que las mujeres solo lo son en el 24.3 por ciento.

En cuanto a educación, el censo dice que del total de la población, 12 millones 528 mil 937 tiene siete años o más y a ellos se les preguntó si saben leer o escribir. Aunque la cifra de alfabetos se situó en el 81.5 por ciento (10 puntos porcentuales más que en 2002, cuando eran 71.2) hay una diferencia entre hombres y mujeres.

Del 18,5 por ciento que reconoce que no saber leer y escribir (2 millones 313 mil 920 personas), el 61.06 por ciento son mujeres (1 millón 412 mil 813) frente a solo 901 mil 107 hombres, y esta diferencia, aunque menos plausible, también existe entre los que sí saben: el 85 por ciento de los hombres y el 78.3 por ciento de las mujeres.