Nota de EU89.7
Estados Unidos supera el millón de contagios de coronavirus

El panorama en varios países de Europa ya se piensa en “relajar” las medidas de confinamiento.

Estados Unidos superó este martes la barrera del millón de contagios confirmados del nuevo coronavirus, mientras varios países, incluyendo Francia y España, se preparan para reabrir comercios como un próximo paso para la salida progresiva del confinamiento impuesto por la pandemia.

El virus que tocó todos los rincones del planeta enfrenta a los países ante el doble reto de reactivar sus economías maltrechas y evitar una nueva ola de contagio.

WhatsApp realiza actualización para videollamadas

Muertes

Estados Unidos, donde se han perdido decenas de millones de empleos, registra más de 57 mil muertes entre más de un millón de casos, en una crisis sanitaria que amenaza una eventual reelección del presidente Donald Trump.

Pero en otros países los contagios se han reducido y sus gobiernos ensayan planes para recobrar paulatinamente la normalidad.

VIDEO | ¡A piedras y balas! Pobladores violan cuarentena por fiesta y sacan a policía mexicana

“Relajar” medidas

En España, el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, anunció que se desmontará de forma gradual el rígido confinamiento que rige desde el 14 de marzo, en un proceso que finalizará a finales de junio.

“A finales de junio estaríamos como país en esta nueva normalidad, si la evolución de la epidemia está controlada en cada uno de los territorios”, dijo Sánchez, quien detalló que la desescalada durará entre seis y ocho semanas en las que se irán flexibilizando las salidas de las personas, aperturas de comercios y hoteles y la realización de actividades de ocio.

Comparten imágenes de la nieta del Che Guevara apoyando en la lucha contra el coronavirus

Reactivar comercios

En Francia, el primer ministro, Edouard Philippe, anunció este martes la reapertura a partir del 11 de mayo de todos los comercios, excepto los restaurantes y cafés, y el uso obligatorio de mascarillas en el transporte público, en una flexibilización del confinamiento impuesto desde el 17 de marzo.

“Tendremos que vivir con el virus”, dijo Philippe, quien precisó que seguirán cerrados hasta nuevo aviso los grandes museos, como el Louvre, cines, teatros y salas de concierto.

OPS: Latinoamérica está “como Europa hace seis semanas” en avance de COVID-19

Cifras

Tras registrar un esperanzador descenso de las víctimas diarias por la COVID-19, España y Francia, con 23 mil 822 y 23 mil 660 muertos respectivamente, son el tercer y cuarto país más golpeado del mundo por la pandemia, detrás de Estados Unidos e Italia.

Pero la nueva etapa de desconfinamiento es posible gracias a que ambos países, que llegaron a tener alrededor de un millar de muertes diarias, registran una caída en los fallecimientos: España 301 nuevos fallecimientos este martes, y Francia 437.

Desde que brotó en China en diciembre, el coronavirus ha matado a cerca de 215 mil personas en el mundo -85% de ellas en Europa y en Estados Unidos- y los contagios confirmados ascienden a 3 millones 68 mil 330, aunque el número real es sin duda muy superior, según un recuento de la AFP.

Ministro de Salud de Taiwán pide a OMS ser incluidos en lucha contra Coronavirus

Prudencia

A diferencia de Italia, que mantendrá las escuelas cerradas hasta septiembre, Francia apostó por un regreso paulatino a las aulas a partir del 11 de mayo y abogó por la continuación del teletrabajo en los casos que sea posible.

En Italia, que registra unos 27 mil muertos y donde las industrias estratégicas reanudaron el lunes tímidamente su actividad, el desconfinamiento se hará gradualmente a partir del 4 de mayo.

Reino Unido planea también relajar el confinamiento, impuesto el 23 de marzo y prolongado hasta el 7 de mayo. Este martes registró 586 nuevas muertes y llegó a 21 mil 678 en total, a los que hay que sumar los miles de fallecidos en sus casas y en geriátricos.

Rusia, por su parte, planea un levantamiento progresivo del confinamiento a partir del 12 de mayo, aunque el presidente Vladimir Putin juzgó este martes que su país aún no alcanzó el pico de la epidemia. “La situación sigue siendo difícil”, reconoció.