Nota de EU89.7
VIDEO. Renueva tu rutina con abdominales de pie

Las rutinas de abdominales de pie se pueden llevar a cabo en cualquier parte de la casa. Los movimientos también permiten tonificar el área de los oblicuos.

La clave para ser constantes en la meta de ejercitar el cuerpo es disfrutar de las rutinas. La incomodidad o el desgano puede presentarse si son aburridas. Uno de los ejercicios más repetidos son los abdominales porque nos interesa trabajar esa zona.

Quemar grasa y tonificar esa área para usar toda esa ropa con la que actualmente se muestran tus gorditos. Muchas veces, no se cuenta con un espacio apropiado para lanzarte al suelo y hacer estas rutinas. Por eso, los entrenamientos se han renovado y ya incluyen varias formas para hacer abdominales de pie.

Estos son ejercicios con los que trabajas el abdomen, pero apoyándote en otras partes de tu cuerpo. Puede ser con un levantamiento de piernas o con una rotación de cintura. La idea es tonificar esta parte de tu cuerpo a través de pequeños movimientos en rutinas. Al finalizar los ejercicios sentirás que trabajaste la zona.

¿Cuáles son los beneficios?

Hay que destacar principalmente su funcionalidad. Los puedes hacer en cualquier parte de tu casa. Además, no necesitarás absolutamente ningún elemento extra, solo tu disciplina y resistencia.

Son ejercicios más divertidos porque, al ritmo de tu música favorita, puedes realizar múltiples movimientos para tonificar tu abdomen. Quizá no te agoten como una rutina de cardio de alta intensidad. Sin embargo, sentirás resultados si comienzas a trabajarlos con regularidad.

Mejorarás postura y reducirás cintura

Otras ventajas son los mínimos riesgos de lesiones al realizar este movimiento, pues tu columna no estará recibiendo ningún tipo de impacto. También ayuda  corregir tu postura ya que para realizarlos, necesitarás tener tu cuerpo alineado con la espalda recta.

Algo que te encantará de estos abdominales es que te permitirán trabajar el abdomen y reducir cintura. Los movimientos te permiten tonificar el área de los oblicuos y el abdomen bajo, al mantenerlo contraído mientras hagas los ejercicios.