Nota de EU89.7

El cáncer de pulmón normalmente no muestra síntomas sino hasta en etapas avanzadas

Abstenerse de fumar o dejar de hacerlo son las formas más eficaces de evitar el cáncer de pulmón, también se pueden tomar otras medidas.

¿Muestra alguna vez el cáncer de pulmón señales incipientes o normalmente se lo descubre solo en etapas avanzadas? Aparte de no fumar, ¿qué más se puede hacer para prevenirlo?

El próximo 17 de noviembre, se celebra el Día Internacional del Cáncer de Pulmón y es importante informar y concienciar sobre la importancia de la prevención.

Es raro que el cáncer del pulmón muestre síntomas antes de llegar a etapas avanzadas. La mayoría de los casos de cáncer de pulmón en etapa temprana se detectan por casualidad en personas que no muestran síntomas y se someten a un estudio por imágenes debido a otras razones.

Aunque abstenerse de fumar o dejar de hacerlo son todavía las formas más eficaces de evitar el cáncer de pulmón, también se pueden tomar otras medidas que contribuyen a la salud pulmonar a largo plazo.

La causa principal de muerte

El cáncer de pulmón continúa siendo la causa principal de muerte por cáncer en Estados Unidos, tanto entre hombres como mujeres. Los síntomas clásicos suelen aparecer solo cuando la enfermedad ha avanzado e incluyen tos constante, falta de aire, dolor del pecho, tos con sangre y ronquera.

El hábito de fumar es, en gran medida, la causa más común para el cáncer de pulmón y hasta el 85 por ciento de los casos está compuesto por fumadores. El riesgo para cáncer pulmonar entre los fumadores aumenta según la cantidad diaria que fuma la persona y los años de duración.

Las personas no fumadoras que podrían correr más riesgo de cáncer de pulmón son, entre otras, quienes tienen exposición prolongada al humo de según da mano, exposición larga al gas radón, exposición laboral al asbesto y otras sustancias conocidas por producir cáncer, así como la gente con antecedentes familiares de cáncer pulmonar.

La mejor manera de evitar el cáncer de pulmón es no fumar y dejar el hábito a cualquier edad reduce significativamente el riesgo. Los fumadores asiduos que aún siguen fumando y los exfumadores también pueden beneficiarse de los programas para detección del cáncer pulmonar recién establecidos.

Con información y fotografía de Mayo Clinic