Nota de EU89.7
Latinoamérica desperdicia 127 millones de toneladas de alimentos al año

La falta de capacitación, tecnificación y financiamiento de los productores, y la poca conciencia de los consumidores, agudiza el problema.

En América Latina se pierden o desperdician anualmente 127 millones de toneladas de alimentos, problema que se agudiza por la falta de capacitación, tecnificación y financiamiento de los productores, y por la poca conciencia de los consumidores, dijeron a EFE expertos reunidos en Bogotá.

“En las regiones menos desarrolladas del mundo, como América Latina, las pérdidas se sitúan en la primera parte de la cadena de valor, que corresponde a producción, procesamiento, almacenamiento y transporte de los alimentos”, explicó el coordinador de la plataforma Sin Desperdicio, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Germán Sturzenegger.

El experto, que participó hoy en la Primera Cumbre Latinoamericana sobre Pérdidas y Desperdicios de Alimentos, precisó que el problema en la región se debe “a que los productores de frutas y verduras, que son las que más sufren, tienen poca información y tecnificación, así como complicaciones para acceder a financiamiento y tener acceso al mercado”.

 

Según el BID y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), los 127 millones de toneladas de alimentos que se pierden en América Latina equivalen al 34 por ciento del total producido y tienen un costo de 97 mil millones de dólares.

Este desperdicio tiene lugar a lo largo de la cadena de valor de la que hacen parte producción (28 por ciento), procesamiento (6 por ciento), manejo y almacenamiento (21 por ciento), distribución y mercado (17 por ciento), y consumo (28 por ciento).

Por grupo de alimentos, las pérdidas o desperdicio en la región se dan en cereales (35 %), raíces y tubérculos (40 por ciento), oleaginosas y legumbres (20 por ciento), frutas y hortalizas (55 por ciento), carnes (20 por ciento), lácteos (20 por ciento) y pescados y mariscos (33 por ciento).

A nivel global, la cifra alcanza los mil 300 millones de toneladas de alimentos desperdiciados por año, que equivalen a un tercio de los que se producen para el consumo humano.

Lea también: El Estado no destina suficientes fondos para la niñez y adolescencia, revela estudio

 

Si bien la situación se extiende por todo el planeta, cambia en función de cada región.

Así, por ejemplo, en las zonas más desarrolladas, como Estados Unidos o Europa, “el desperdicio se da al final de la cadena de valor, es decir, en la distribución, mercadeo y los consumidores”, aclaró Sturzenegger.

Al respecto, Sara Granados, especialista en sistemas de alimentos para América Latina y el Caribe de la FAO, sostuvo que “aunque en la región hay una pérdida inevitable, que asciende aproximadamente al 10 por ciento, es responsabilidad de todos, productores y consumidores, reducir esa cifra”.

Guatemala espera aumentar en 6% exportaciones de alimentos y bebidas en 2019

 

El compromiso es urgente “si se tiene en cuenta que el impacto del fenómeno es social, económico y ambiental”, agregó.

En la reunión de Bogotá, que concluirá el viernes, participan delegados de Costa Rica, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Uruguay.

Lea también: Revés para Jimmy Morales; gobierno de Giammattei derogará acuerdo que prohíbe el plástico

Con información de EFE