Nota de EU89.7
VIDEO. Portero de 16 años es alcanzado por un rayo y está en coma inducido

Las cámaras captaron el escalofriante momento en que el jugador fue impactado en pleno entrenamiento. “Lo más probable es que haya tenido un paro respiratorio”, dijo el club.

El guardameta, Ivan Zakborovsky, resultó con graves quemaduras después de haber sido alcanzado por un rayo. Las imágenes son terribles.

Se trata de un futbolista ruso, de tan solo 16 años, que forma parte del club Znnamya Truda, de la segunda división.

El guardameta fue protagonista de un terrible incidente y de milagro no perdió la vida mientras se entrenaba este sábado con su equipo.

Diseñador guatemalteco confecciona ropa para el Arsenal de Inglaterra

Y es que mientras el resto de sus compañeros realizaban ejercicios físicos sobre un costado de la cancha, Zakborovsky fue alcanzado por un rayo.

Fue la cuenta oficial de la entidad más antigua del futbol en ese país, la que publicó el video y aseguró que las condiciones climatológicas no eran peligrosas para entrenar.

Redes sociales

Así fue el impacto sobre Zakborovsky

Las imágenes son escalofriantes pues capturaron el momento justo en el que el rayo impactó brutalmente a Ivan Zakborovsky, quien tuvo que ser puesto en coma inducido.

“El cielo estaba despejado, algo  nublado, pero sin lluvia ni viento. Si hubiera habido una tormenta, no nos habríamos entrenado”, dijo el director general del club, Igor Mayorov.

Luego del impacto, el joven cayó al suelo ante la mirada incrédula de sus compañeros, que no entendían lo que sucedía.

Redes sociales

Tras el asombro, entendieron lo que pasaba y se acercaron rápidamente a intentar ayudar.

“Todos actuaron rápidamente, muy profesionalmente, la ambulancia llegó en ocho minutos”, dijo Mayorov en un posteo en el Instagram del equipo.

“Lo más probable es que haya tenido un paro respiratorio. Recibió los primeros auxilios y tal vez por eso, el niño está vivo”, agregó.

Según el director general del club, Zakborovsky fue trasladado a un hospital en las afueras de Moscú.

“Le hicieron un electrocardiograma y su corazón está normal”, expresó el dirigente.

Han pasado tres días desde el accidente que dejó con graves quemaduras al portero.

Según Maroyov, “continúa en coma, por lo que su cerebro descansa y se satura de oxígeno. Las dinámicas de recuperación del niño son positivas”, expresó.