Radio en línea

EN VIVO

Noticia Nacional

Despiden a Adán Coronado, uno de los migrantes asesinados en Tamaulipas

Duelo en Comitancillo: Dan el último adiós a Adán Coronado Marroquín en un cortejo hacia el cementerio de Santa Cruz.

Familiares, amigos y vecinos despidieron a Adán Coronado Marroquín, uno de los 16 migrantes guatemaltecos asesinados en Tamaulipas, México.

Cargando sus fotografías o arreglos florales, con música de fondo, sus allegados en Comitancillo le dieron el último adiós.

Tras la espera por siete semanas las familias pudieron dar sepultura a los migrantes en sus lugares de origen. Adán emprendió, junto con otros vecinos, un viaje para migrar ilegalmente a Estados Unidos.

“Él no merecía una muerte tan violenta así como le sucedió a los otros hermanos que iban junto con él”, dijo con pesar el primo de Adán, Juan José Marroquín.

Las memorias pesan para esta familia que vio en el viaje de Adán la esperanza de un mejor futuro. “Cuando uno tenía una necesidad, uno acudía con él y siempre apoyaba, eso es lo que se lamenta”, lamentó su familiar.

Migrantes buscaban llegar a EEUU

En Guatemala, la pobreza golpea a más de la mitad de sus 17 millones de habitantes. En sus testimonios, los familiares de las víctimas contaron que sus allegados resolvieron ir a Estados Unidos en busca de empleo para luego enviar dinero.

Las remesas a Guatemala alcanzaron un récord de 11.300 millones en 2020, pese a la pandemia, un monto similar a lo que recibe el país por exportaciones, equivalente al 15% de su PIB.

Uno de los tres sacerdotes que ofrecieron una misa en Comitancillo, en recuerdo de las víctimas, dijo en la homilía que otro de los fallecidos, Édgar López, había sido deportado recientemente de Estados Unidos. “En este nuevo intento entregó la vida”.

López había vivido 22 años en territorio estadounidense “y nunca recibió un documento” que le garantizara su legalidad.

Pide justicia

“No descansaremos hasta lograr la reparación, juicio y castigo de los responsables de tan deplorable hecho”, afirmó el presidente Alejandro Giammattei en un mensaje ante familiares de las víctimas, tras la llegada de los ataúdes al país.

“Sepan que no están solos, cuentan con nuestro apoyo y respaldo decidido y enérgico para que este hecho no quede impune y se haga justicia, llevaremos este caso hasta las últimas consecuencias”, advirtió.

El gobierno declaró tres días de duelo nacional el pasado viernes, cuando llegó al país el vuelo que trajo de vuelta los cuerpos de las víctimas.

Con información de la agencia AFP.

Publicidad