Radio en línea

EN VIVO

Noticia Nacional

FAO ofrece apoyo para evaluar daños agrícolas por erupción volcán

La ceniza puede quemar las hojas y sobre todo afectar el proceso de fotosíntesis y transpiración de las plantas.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO, por sus siglas en ingles), ofreció hoy a Guatemala apoyo para evaluar los daños ocasionados en la agricultura por la erupción del volcán de Fuego.

Tras lamentar las pérdidas humanas, el representante de la FAO en Guatemala, Diego Recalde, dijo que aun cuando el rescate de las personas es la prioridad, no hay que olvidar que muchos de los afectados son agricultores cuya subsistencia depende de la producción de alimentos y de sus animales.

Preparada para apoyar

“La FAO se encuentra preparada para apoyar la evaluación de daños y para acompañar la identificación e implementación de acciones tendientes a reconstruir con mayor resiliencia los medios de vida de los agricultores”, indicó Recalde.

Agregó que en las áreas directamente afectadas por piroclastos y lahares, las viviendas y cultivos están completamente cubiertos por ceniza y por materiales acarreados por las nubes piroclásticas.

Ya tienen reportes

Según el organismo, se están generando reportes de muchos cultivos y animales afectados solo por la fuerte caída de ceniza y que existen una serie de medidas preventivas que se pueden tomar para mitigar los efectos de este fenómeno.

De acuerdo con el Ministro de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA), los sectores productivos más afectados son el café, con 2.800 hectáreas; granos básicos, 2.358 hectáreas, y hortalizas 3.187 hectáreas.

La Cámara del Agro y la Asociación de Exportadores de Guatemala (Agexport) reporta que los sectores de producción de flores, plantas ornamentales, hule, ganado y de lácteos, así como la porcina, también han sido afectados por la ceniza volcánica.

Recomendaciones

La FAO recomendó lavar la cabeza, los ojos y la boca a los animales para evitar su intoxicación y resguardarlos bajo techo para evitar el contacto con la ceniza y que coman alimentos con residuos volcánicos, y cubrir las fuentes de agua.

Agregó que la ceniza volcánica afecta seriamente las plantas por los minerales y otros componentes químicos por la ceniza ácida y altamente dañina para la vida vegetal.

La ceniza puede quemar las hojas y sobre todo afectar el proceso de fotosíntesis y transpiración de las plantas. Para los huertos y cultivos se recomienda regar y eliminar la ceniza de las hojas y follaje de las plantas.

Publicidad