Nota de EU89.7
Coronavirus provoca retraso y cancelación de películas

James Bond y Mulán fueron aplazadas por la emergencia sanitaria.

La expansión del coronavirus y el temor global a que aumenten los casos de la enfermedad han obligado a posponer y, en el peor de los escenarios, a cancelar varios de los estrenos más esperados de la industria del entretenimiento y otras citas destacadas del mundo cultural.

La  última cinta de James Bond fue aplazada hasta finales de año,  también se canceló el estreno de la nueva versión de ‘Mulán‘ en un mercado tan importante como el asiático, donde los cines permanecen cerrados.

También fue suspendido el rodaje de la séptima película de ‘Mission: Impossible’ en Italia.

Lea también: Lanzan nuevo tráiler de “Mulán” y sorprende la belleza de la protagonista

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Mission: Impossible (@missionimpossible) el

De acuerdo con algunas estimaciones, la crisis por el COVID-19 podría suponer pérdidas de más de 5 mil millones de dólares, asegura el diario especializado The Hollywood Reporter, mientras estudios como Disney y Universal reducen al máximo los viajes de sus ejecutivos y los desplazamientos en rodajes.

Además, festivales de la industria cultural como el mercado televisivo MIPTV, uno de los más importantes del mundo, y el encuentro paralelo Canneseries, que se iban a celebrar en Francia del 30 de marzo al 2 de abril, han sido suspendidos a causa de “preocupaciones relativas al coronavirus”.

También la XVII Bienal de Arquitectura de Venecia (Italia) retrasará su inicio hasta el 29 de agosto y durará solo tres meses, en lugar de los seis previstos.

Sin estrenos

Con el objetivo de frenar al máximo los contagios del virus, varios de los países más afectados -como China, Italia, Corea del Sur y Japón– mantienen sus cines, al igual que otros recintos públicos, completamente cerrados.

Estos cuatro territorios son, además, mercados muy importantes para la industria del entretenimiento, que ya ha tomado medidas para evitar que sus próximos proyectos e inversiones caigan en desgracia por la alarma global.

Por ejemplo, el estreno de la nueva película de la saga de James Bond, ‘No Time To Die‘, se ha retrasado desde abril hasta noviembre.

Los productores tomaron la decisión “tras una cuidadosa evaluación del mercado cinematográfico mundial” y animados por peticiones de varios clubs de fans, aunque esto obligará a replantear toda la campaña promocional, una vez que la estrella Billie Eilish acababa de presentar la canción para la cinta -con récord de escuchas incluido- y de que sus tráileres ya se proyectaban en cines.

 

Por su parte, al gigante Disney la agenda del coronavirus no le podría haber venido peor: Su gran apuesta para la primavera era la nueva versión de ‘Mulán’, una cinta que, por motivos obvios, tiene en el mercado asiático su principal foco.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Mulan (@mulan) el

Pero, precisamente en los tres países más importantes para esta parte del planeta -China, Japón y Corea del Sur- la nueva aventura de la guerrera no se proyectará en salas por el momento, aunque su estreno se mantiene en Estados Unidos con una gran premiere fechada la próxima semana en Hollywood.

Tampoco el gigante de Mickey Mouse podrá celebrar esta semana el lanzamiento al mercado europeo de su flamante plataforma de streaming, Disney+, ya que el gran número de cancelaciones entre los invitados obligó a suspender su evento en Londres de este viernes.

Lea también: Matt Reeves revela primeras imágenes del Batimóvil que usará ‘The Batman’

Vía EFE