Nota de EU89.7
Cerca de mil capturados por violar toque de queda prolongado

La restricción de movilidad inició el pasado viernes 22 de mayo y finalizó este lunes a las 5 de la mañana.

La Policía Nacional Civil detuvo a 948 personas por desobedecer el toque de queda total, que rigió el fin de semana para frenar el avance del Coronavirus en el país.

Los guatemaltecos vivieron el segundo fin de semana de confinamiento total, desde el pasado viernes 22 de mayo a las 17 horas.

La mayoría de detenciones a nivel nacional ocurrió por personas que rompieron el confinamiento al salir a las calles en estado de ebriedad, dijo a periodistas Jorge Chinchilla, vocero de la entidad.

Chinchilla agregó que también fueron arrestados siete repartidores en motocicletas, acusados de transportar drogas en las horas que duró el encierro, además de otras personas que portaban armas de fuego sin licencia y sospechosos de asaltos.

Aumentan restricciones

El presidente Alejandro Giammattei declaró por primera vez un toque de queda total en el país entre las 17 horas del viernes y las 5  de la mañana del lunes, tras el fuerte aumento de los contagios, que el domingo alcanzaron su cifra diaria más alta (370 infectados) desde la llegada de la epidemia al país.

Inconformes rompieron el cordón sanitario e ingresaron a Malacatán

El país ha tenido desde marzo un toque de queda parcial como parte de las medidas para frenar al virus, pero se ha aplicado sólo desde la tarde hasta la mañana del día siguiente.

Nuevo cierre total

Cerca de 20 mil personas han sido detenidas por la policía por violar la restricción. El Ministerio del Interior pidió al Poder Judicial evitar la sanción de cárcel y en su lugar imponer el pago de multas para prevenir el hacinamiento en las prisiones.

Un paciente con Covid-19 se salió de hospital, informa diputado Aldo Dávila

Entre la tarde del viernes y el lunes por la mañana se volverá a imponer un encierro general en los mismos horarios que el fin de semana pasado.

Más de dos meses después del primer contagio, Guatemala, un país de 17 millones de habitantes, suma 3.424 casos de la enfermedad, entre ellos 58 muertos y 258 recuperados.

Con información de AFP