Nota de EU89.7
Condenan a hombre por posesión y distribución de pornografía infantil

El Ministerio Público (MP) descubrió que en el país hay integrantes de una red internacional que se dedica a producir y difundir pornografía infantil.

Un hombre fue condenado a cumplir una pena de 8 años de prisión por poseer y difundir pornografía infantil.

Así lo informó el Ministerio Público (MP) por medio de su cuenta oficial de Twitter.

Se trata de Luis Antonio Enríquez Marroquín, quien figura en dos procesos judiciales por producir y difundir material pornográfico de personas menores de edad.

Según una nota que difundió el órgano encargado de la persecución penal, el Tribunal con competencia Especializada en Delitos de Trata de Personas tuvo a su cargo el juicio en contra de Enríquez Marroquín.

Fue declarado como responsable de los delitos de:

  • Comercialización o difusión de material pornográfico de personas menores de edad.
  • Posesión de material pornográfico de personas menores de edad.

De acuerdo con el fallo, al ahora sentenciado se le impuso una pena de seis años de prisión inconmutable por el primer ilícito y una multa de Q50 mil.

Mientras que por la segunda acción ilegal que cometió se le sumó una sanción de dos años de cárcel.

“Luis Antonio Enríquez Marroquín gozaba de una medida sustitutiva, por lo que tras la sentencia condenatoria el Tribunal ordenó que fuera enviado inmediatamente a prisión para el cumplimiento de la pena”, se agrega en la nota del MP.

También puedes leer: VIDEO. Giammattei: “Mis síntomas son muy leves hasta el momento”

Segundo proceso por delitos de pornografía infantil

Enríquez Marroquín es integrante de una red internacional que se dedica a producir y difundir material pornográfico de menores de edad.

Al caso se le denominó “Cerbero”, y se detalla que:

La red fue localizada con ayuda de autoridades de Estados Unidos.

En el país se realizó un operativo en el cual fue incautado un teléfono móvil.

Investigadores encontraron en el aparato varios grupos de chat, integrado por hasta 300 usuarios, en los cuales se compartía pornografía, y entre el material se detectaron fotografías y videos de menores de edad.

El sentenciado fue detenido por primera vez en 2019 y ligado a proceso penal, y el pasado 26 de agosto fue aprehendido por segunda ocasión.

En ambos casos se le señala por los mismos delitos.

También puedes leer: Scentia y The Mathile Institute se unen contra la desnutrición en Guatemala