Nota de EU89.7
Infusiones naturales para acelerar el metabolismo

Estas infusiones pueden ayudar a su metabolismo si cumple con prácticas que ayuden a que el organismo trabaje de forma óptima.

Perder los kilos de más o mantenernos en nuestro peso ideal puede ser un reto muy complicado, pero todo parece ser mucho más fácil cuando logramos mejorar nuestro el metabolismo. Existen ciertas prácticas y alimentos que pueden propiciarlo.

Nuestros cuerpos necesitan energía para llevar a cabo todos esos procesos metabólicos, y nuestra tasa metabólica es la cantidad de calorías que nuestro cuerpo usa para mantenernos vivos.

Este proceso puede ser mejorado si llevamos un estilo de vida saludable con prácticas que ayuden a que el organismo trabaje de forma óptima.

Té de jengibre

Esta es una bebida capaz de saciar, elimina las toxinas del cuerpo y evita la retención de líquidos. Por otra parte, su alto concentrado de nutrientes también fortalecerá el sistema inmune, pues contiene vitaminas C,E y K, sodio, potasio, calcio, cobre, hierro, magnesio y zinc.

Té de cúrcuma

Esta bebida está recomendada para evitar el síndrome metabólico, un factor  de riesgo frecuente relacionado con la obesidad. La acumulación de grasa alrededor del abdomen provoca cambios metabólicos que causan el síndrome. La cúrcuma ayuda a reducir el riesgo de colesterol, niveles de triglicéridos y niveles de azúcar en la sangre que actúan contra la afección.

Té verde

Este contiene cantidades de vitamina C que ayudan a que el organismo se mantenga activo. Aunque no tiene grandes cantidades de  cafeína tiene una forma controlada de proporcionar energía gracias a la presencia de un aminoácido conocido como L-teanina.

Te verde

Mantén una dieta balanceada

Ten cuidado con esas dietas “milagrosas” que prometen cambios radicales en dos semanas. Este tipo de alimentación suele ser abrupto. Además, alteran el funcionamiento del cuerpo sin dar verdaderos resultados permanentes.

Debes conseguir una alimentación balanceada que puedas mantener en el tiempo, con carbohidratos, grasas y proteínas, además de vitaminas y minerales.

Baja el consumo de sal

Aquellos alimentos con mucha sal provocan retención de líquidos. También hacen que el organismo trabaje mucho más lento, de modo que debes reducirlos.

Toma mucha agua

Es vital para cualquier función de tu cuerpo y te ayudará de diversas manera como en tu digestión, la apariencia de tu piel y en tu energía.

Encuentra métodos antiestrés

El trabajo y las responsabilidades nos agobian naturalmente, pero debes aprender a controlar el estrés. Encuentra espacio para meditar, practicar un hobby o hacer ejercicio para relajarte.